Los Libros de María


LA MUJER JUSTA
octubre 11, 2010, 5:03 pm
Filed under: Uncategorized

Autor: Sandor Marai

Editorial: Quinteto

Valoración: 9

Opinión: Interesantísimas y sabias reflexiones sobre temas tan variados como la cultura, las clases sociales, la amistad, el misterio entorno aldinero o la intimidad inundan esta novela, donde no faltan el drama y la pasión. Escrito en la Hungría comunista, las dos primeras partes de este libro fueron censuradas y la tercera escrita durante el exilio.

Argumento: El libro está compuesto por tres monólogos que se cruzan entre sí, el de una mujer a la que su marido abandona por otra; el de un hombre atormentado que dejó a su mujer por otra; y el de una mujer que para salir de la pobreza se casó con un hombre ya casado. Tres perspectivas muy distintas que enriquecen y llenan de matices una misma historia, aunque son más interesantes las reflexiones a las que llega el autor, que la propia historia.

Fragmento: “Dime, ¿por qué escriben los escritores sobre el dinero de forma tan superficial? Luego pasan a escribir sobre el amor, la grandeza, el destino o la sociedad como si fuese algo accesorio, un trozo de papel de estraza que el guardarropa pone en los bolsillos de los actores porque es necesario para el desarrollo de la acción. En la vida real hay muchas más tensiones generadas por el dinero de lo que nos gustaría admitir. Y no me refiero a la riqueza y a la pobreza como conceptos teóricos, sino al dinero, ese material cotidiano y extraño, infinitamente peligroso, a esa sustancia que es más explosiva que la dinamita, a esos dieciocho pengós o trescientos cincuenta pengós que hemos ganado o que no hemos podido embolsarnos, que hemos ofrecido o negado a alguien, o a nosotros mismos… De eso los escritores no hablan nunca. Sin embargo, las tensiones diarias surgen y se acumulan en torno a sumas irrisorias; las conspiraciones más triviales, las intrigas, las traiciones, los pequeños actos de heroísmo, las renuncias y los sacrificios pueden convertirse en tragedias a causa de trescientos pengós si no se encarga la vida de ponerles solución”.

Aquí podéis encontrar otras citas interesantes y más cortas que la anterior.

Anuncios

Dejar un comentario so far
Deja un comentario



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: